viernes, 23 de octubre de 2015

Enrique de la Vara

Nació en Chinchón el 21 de mayo de 1911 y estudió canto en Madrid, con Eladio Chao. Debutó como barítono en el año 1930.
Alternó ópera y zarzuela, pero la primera constituyó su más clara ambición.
Muy activo en España durante la segunda mitad de los años cuarenta, cantó obras variopintas como Barbero, Rigoletto o Madama Butterfly.
En el año 1950 le fue concedida la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid.
Contratado para actuar en Puerto Rico, visitó varios países de Hispanoamérica y fijó su residencia en Venezuela donde siguió actuando en conciertos y en televisión.
Hombre polifacético, se dedicó también a la pintura y a la enseñanza musical, siendo un enamorado de su pueblo, que en el año 1951 le concedió el título de "hijo predilecto".
Con Ataúlfo Argenta grabó el Antonio de una espléndida Maruxa (en el año 1954; en esa Maruxa están presentes también Manuel Ausensi y una joven de 25 años, llamada Pilar Lorengar).

No hay comentarios:

Publicar un comentario