sábado, 7 de enero de 2017

Daniel Montorio

Nació en Huesca, el 4 de enero de 1904. Tuvo una infancia dura, llena de precariedades, pues provenía de una familia muy humilde con cinco hijos y pocos recursos. El padre de Daniel tocaba la guitarra en una rondalla y se cree que de ahí arranca su vocación musical. Sus estudios se presentaron siempre muy espinosos, dados los escasos ingresos económicos de la casa, pero aún así pudo tomar sus primeras lecciones de solfeo. Obtuvo una pensión de la Diputación oscense, de ciento veinticinco pesetas mensuales durante un año, para ampliar sus estudios en el Real Conservatorio de Música de Madrid, siendo auxiliar de Bartolomé Pérez Casas durante algún tiempo. Ejerció como pianista en varios locales madrileños, obteniendo además en 1929 -por oposición- el puesto de director de la Real Banda de Alabarderos de Madrid. Poco a poco se fue dando a conocer en diversas piezas escénicas que son el comienzo de una fecunda actividad como compositor hasta llegar a obras de gran éxito como UNA RUBIA PELIGROSA (1942), TABÚ (1943), RÓBAME ESTA NOCHE (1947) o A LA HABANA ME VOY (1948), escritas en solitario o colaborando con maestros como Francisco Alonso o Ernesto Pérez Rosillo. A partir de 1950 desarrolló una amplia actividad lírica, llegando a tener en cartel hasta cinco obras en teatros diferentes De esa época son TENTACIÓN (1951), DEVUÉLVEME MI SEÑORA (1952) o ¡CONQUÍSTAME! (1952). Su interés por la música lírica también le llevó a seleccionar una buena cantidad de zarzuelas para su grabación durante los once años que fue director de las discográficas Columbia y Montilla. 
Falleció en Madrid, el 24 marzo de 1982.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada