lunes, 6 de marzo de 2017

Pepita Rollán

Soprano española, nacida en Madrid en 1920. Se dió a conocer en la zarzuela a finales de los años treinta, género que alternó después con la ópera durante una corta aunque intensa carrera artística de poco más de diez años. Fue una intérprete apreciada por su voz extensa, de fácil emisión, y bastante resistente -prueba de ello fueron los elogios que recibió en cierta ocasión en Milán, al cantar La Traviata y Madame Butterfly de forma seguida-. Comenzó a demostrar las cualidades que atesoraba muy tempranamente: con seis años ya cantaba de solista en un coro y participaba en funciones benéficas. 
En 1935 debutó profesionalmente en el Teatro Calderón de Madrid, con la pieza de Vives Doña Francisquita, para un año más tarde ratificarse con el estreno de La mejor del barrio en el Teatro Fontalba.
Mientras duró la guerra civil estuvo cantando en el Teatro Pardiñas, en una compañía que acogió en esos difíciles años a célebres cantantes de la lírica española -Delfín Pulido, Rafaelita Haro, Aníbal Vela o Ricardo Mayral, entre otros-. En octubre de 1939 participó en el importante estreno de Montecarmelo, de Moreno Torroba, formando parte de la compañía Sagi Vela, en la que también figuraba Selica Pérez Carpio. Coincidiendo con un renacer de la zarzuela en los años cuarenta, cantó en diversos estrenos de menor importancia.
destacó en La venta de los gatos, del maestro Serrano, y La ilustre moza, de Moreno Torroba. Formó una compañía de ópera que llevó su nombre y que representó en una extensa gira las principales obras de los maestros italianos: Verdi, Donizetti y Puccini. 
En México y Cuba cantó con el afamado tenor Hipólito Lázaro como partenaire, y después buscó el triunfo en tierras italianas, en donde demostró la notable capacidad de su voz al cantar sesenta y cinco funciones en poco tiempo. 
Se retiró de forma repentina en 1949.

(La Web de las Biografías)










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada