miércoles, 28 de diciembre de 2016

Julián Molina

Nació en Yecla (Murcia), el 29 de mayo de 1940. Estudió canto en el Real Conservatorio de Madrid bajo la dirección de Lola Rodríguez Aragón, obteniendo el Premio Extraordinario Fin de Carrera. Durante tres años perfeccionó sus conocimientos en Palermo, gracias a una bolsa de estudios instituida por el Teatro Massimo, lo que le proporcionó la oportunidad de estudi ar con los barítonos Gino Bechi y Carlo Tagliabue.
Debutó en enero de 1964 en el Teatro Eslava de Madrid con la ópera RIGOLETTO. Fue contratado por el barítono Francisco Kraus junto al que realizó una interesante temporada de zarzuela en el Teatro Fuencarral y en otros escenarios de diversas capitales de provincias.
Después de algunos cometidos secundarios, se presentó en el Teatro Elíseo de Roma, en septiembre de 1965, cantando DON PASQUALE. Más tarde recorrió varios países cantando bajo la dirección de importantes maestros, tales como Igor Markevitch, Rafael Frühbeck de Burgos, Jesús López Cobos y otros, y en compañía de partenaires como Victoria de los Ángeles, Montserrat Caballé, Teresa Berganza, Plácido Domingo o Piero Cappuccilli, interpretando un extenso repertorio del que pueden destacarse L'ELISIR D'AMORE, IL BARBIERE DI SIVIGLIA, COSÌ FAN TUTTE, RIGOLETTO, LA SONNAMBULA, DON PASQUALE y DON QUIJOTE.
En 1969 debutó en el Teatro de La Zarzuela con EL ÚLTIMO ROMÁNTICO; en 1973 con la ANTOLOGÍA SERRANO, dirigida por Tamayo y Moreno Buendía; y en 1975 José Tamayo le vuelve a elegir para protagonizar EL REY QUE RABIÓ, siendo uno de los primeros varones en interpretar el personaje protagonista.
Ha actuado en el Concierto de las Naciones Unidas de Nueva York con Montserrat Caballé y José Carreras. Fue asiduo visitante del Festival Internacional de Música y Danza de Granada. En el Teatro de La Zarzuela, donde se presentó en 1966 con COSÍ FAN TUTTE, cantó con bastante frecuencia hasta los años ochenta. En 1970, y en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, tomó parte en la primera reposición en ese escenario de la ópera UNA COSA RARA, del valenciano Vicente Martín y Soler, con Ángeles Chamorro e Isabel Garcisanz.
Desde 1996 se dedicó a la docencia, siendo catedrático numerario de la Escuela Superior de Canto de Madrid que, a su vez, compaginó con la jefatura de estudios de la citada institución. Mantuvo cierta actividad profesional, entre la que puede citarse el montaje de LA CORONACIÓN DE POPEA, de Monteverdi, donde cantó el personaje de "Nerón", en un reparto encabezado por la soprano Ana Rodrigo, en el Salón de Actos del Instituto "Ramiro Maeztu"; el MAGNIFICAT, de Bach con Ángeles Blancas y su esposa Silvia Leivinson, en la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar de Madrid; o la zarzuela CÁDIZ, de Chueca y Valverde, en el Teatro Madrid.
En el año 2000 dirigió para la EMI la primera grabación de LA NIÑA DEL BOTICARIO, opereta en dos actos de Julián Santos Carrión.

(Para los amantes de la Zarzuela)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada