viernes, 4 de noviembre de 2016

Aniversario de Matilde Revenga

Aniversario de Matilde Revenga
Soprano nacida en Valencia el 4 de noviembre de 1904. Su carrera se desarrolló hasta el inicio de la guerra civil.
El dúo de La Africana
Dúo-Jota
(canta con Miguel Fleta)

Giussepini - Africana gitana
nacida muy cerca
del puente Triana,
¿por qué te vi yo,
y por qué tu mirada
que amores decía,
clavada en la mía,
por qué me engañó?
La Antonelli - ¡Ay! baturro fogoso,
nacido muy cerca
del Ebro famoso,
¿por qué te vi yo,
y por qué tu cariño
de noche y de día
con loca osadía
por qué me siguió?
Giussepini - Africana gitana,
nacida muy cerca
del Puente Triana.
si yo te seguí,
es que, al verte,
la muerte,
temiendo no verte
muy hondo y muy dentro
del alma sentí.
La Antonelli - ¡Ay! baturro fogoso
nacido muy cerca
del Ebro famoso,
no sigas ya más,
que pierdes el tiempo
conmigo, alma mía;
y al fin algún día
te arrepentirás.
No debo escucharte;
no insistas, por Dios.
Tu pueblo te llama.
Giussepini - Nos llama a los dos.
La Antonelli - Llorando, que partas
te pido esta vez.
Giussepini - Si quieres que parta,
contigo ha de ser.
La Antonelli - ¿Huir yo contigo?
No sueñes así.
Giussepini - Verás qué dichosos
seremos allí.
No cantes más La Africana 
vente conmigo a Aragón,
y allí la jota, que es gloria,
nos cantaremos los dos.
Vente conmigo y no sientas
estos lugares dejar,
que lo que aquí es prima donna,
reina en mi casa será.
La Antonelli - Ay que cosas dices;
yo estoy muy nerviosa,
déjame tranquila
cállate esas cosas.
Ten por Dios prudencia,
cesa en tu porfía,
por que si te oyesen
buena se armaría.
Esas ilusiones
no has de realizar.
Basta ya, Pepito,
deja de soñar.
Giussepini - Porque te quiero y me quieres,
vente y no dudes más;
vente, por Dios, alma mía,
que alguna vez volverás
La Antonelli - Aunque te quiero y me quieres,
vete y no dudes ya más,
vete con Dios, alma mía,
que alguna vez volverás.
Giussepini - Entonando coplas
con el guitarrillo,
te diré gitana,
te diré bien mío,
te diré mi gloria,
te diré lucero,
te diré mi encanto,
te diré mi cielo.
Cantaré a tu boca,
cantaré a tus mimos,
cantaré a tus ojos,
cantaré a tu talle.
¡Ay, Antonia mía!
¡Ay, mi solo amor!
¡Si me quieres, dilo,
por favor!
La Antonelli - ¡Calla, por Dios, que me matas! 
¡Ten ya de mí compasión!
¡Vete, por fin, de mi lado,
o serás mi perdición!
Vete tranquilo,
y no sientas estos lugares dejar,
aunque sin Vasco,
Selika muera de tanto pesar.
¡Vete, vete, ya...!
Giussepini - ¡Ay, prenda querida de mi corazón; 
eres toda mi vida, eres mi ilusión!
¡Ay, Antonia mía de mi corazón;
eres alma a mi corazón,
toda mi alegría, toda mi ilusión!
Vente vida mía; no me hagas penar.
¡Vente, vente, ya...!
Giussepini - Entonando coplas con el guitarrillo, 
te diré mi encanto,
te diré mi amor,
te diré mi gloria,
te diré mi cielo.
¡Ay, Selika mía, de mi corazón!
La Antonelli -  (¡Ay, qué fatiguitas 
siento ya en el pecho,
viendo que es precisa la separación;
pues aunque lo digo
que se marche al punto,
él sólo es el dueño
de mi corazón.)
Giussepini - ¡Vente!
La Antonelli - ¡No!
Giussepini - ¡Vente conmigo a Aragón!
La Antonelli - ¡He dicho que no!
La Antonelli y Giussepini - ¡¡De mi corazón!!
ESCUCHAR




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada