lunes, 19 de septiembre de 2016

Estreno de "La Tempranica"

La Tempranica
Zarzuela en un acto
dividido en tres cuadros en  prosa
Música de Gerónimo  Giménez
Original de Julián Romea
Estrenada el 19 de septiembre de 1900
en el Teatro de La Zarzuela de Madrid
Dúo de don Luis y María
Manuel Ausensi, Pilar Lorengar
MARIA - Yo no ze al verte 
qué m'ha pazao,
que toita el arma
ze m'ha alegrao.
Ya güervo a hablarte,
ya estoy loquita.
Ya no m'ha aparto
de tu verita.
Y no me digas, Luis,
no me digas que no,
porque entonces, chiquiyo.
me muero de dolor.
LUIS - Calma, calma, Temprana,
y escucha por favor,
los consejos leales
que voy a darte yo.
MARIA - Si es pa decirme
que no te quiera,
ya pues jecharte
pa otra verea.
ú m'has querío,
me lo has jurao,
y en tus palabras
me he confiao.
Na más con una lisión
me enseñastes a querer
no me enseñes a orvidá,
que no lo quiero aprendé.
LUIS - Pero criatura,
¿tú por qué me quieres
si al dejarte dije
que era para siempre?
Yo no te he mentido;
¿qué es lo que deseas?
MARIA - ¿Que por qué te quiero?
¡Ni lo sé siquiera!
Te quiero… porque eres güeno;
porque tienes noble el alma;
te quiero... porque a quererte
me yevaron tus palabras.
Ni sé lo qué siento,
ni sé qué me pasa.
ni yo se er motivo,
ni yo sé la causa.
Te quiero por lo que dice
esa copla que se canta.
¡Te quiero porque me sale
de los rincones del alma!
¡Te quiero porque me sale
der jondo de mis entrañas!
LUIS - ¡Tempranica, Tempranica,
niña de mi corazón!
echa un poco de agua al fuego
de esa indómita pasión, .
Vé que tienes pocos años
y aún no empiezas a vivir,
tiempo tienes, Tempranica,
de querer y de sufrir.
MARIA - ¡Várgame un debé der sielo;
yo que me llegué a pensá
que na má que con queré
toito se puede lográ!
Han llenao tus palabrica
de peniya er corasón.
¡Ya robaste mi alegría!
¡Ya mataste mi ilusión!
LUIS - No llores muchacha,
por Dios te lo pido;
te juro que siempre
seremos amigos
MARIA - Eso que tu píes
no lo armito yo.
Aguantarme... sí.
¡Conformarme... no!
LUIS - Vete, María,
no vuelvas más;
piensa que pronto
te has de casar,
y que ese mozo
que aguarda allí,
con su cariño
te hará feliz.
MARIA - Yo voy a dirme;
no güervo má;
y aunque muy pronto
me he de casar,
solita quedo,
porque sin ti,
naide en er mundo
me hará feliz.
------
¡Ya se acaba en este mundo
la alegría para mí!
LUIS - ¡Ya se acaba en este mundo
tus penas y tu sufrir!
Vete, María,
no vuelvas más.
MARIA - Ya voy a dirme,
no güervo más.
Solita queo,
porque sin tí,
naide en er mundo
me hará feliz...
ESCUCHAR




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada