viernes, 19 de agosto de 2016

Josefina Cubeiro

Nació en La Coruña en 1944. Comenzó sus estudios en el Conservatorio de Córdoba, donde obtuvo el Primer Premio de Canto y el Primer Premio de Piano y Música de Cámara. Atraída por las posibilidades que le ofrecía una carrera lírica, continuó sus estudios vocales en Madrid, bajo la tutela de Consuelo Rubio. Sus estudios incluyeron también la disciplina de musicología, armonía, clavicémbalo. En la Hochschule del Mozarteum de Salzburgo perfeccionó su estilo en el repertorio mozartiano. 
En 1964 participó en el Concurso Internacional de Ópera de Munich con un resultado francamente halagüeño, logrando clasificarse en el reducido y sobresaliente núcleo de finalistas, con gran aceptación de público y crítica de ciudad tan tradicionalmente musical como es la capital sajona. A renglón seguido, obtenía el Segundo Premio en el Concurso Internacional "Francisco Viñas" de Barcelona, destacando cualidades que le permitieron iniciar una propicia labor en las salas de concierto, con frecuentes actuaciones en el resto de Europa. En 1966, admitida entre los participantes en el Concurso Internacional de Toulouse, logró obtener la Medalla de Plata. Fue becada por la Fundación Juan March y por el gobierno francés para perfeccionarse en París. Realizó varias giras de conciertos por diversas capitales de Europa, Hispanoamérica, Sudáfrica y EE.UU. 
Intervino como solista en el estreno mundial del TE DEUM de Heinrich Graun, efectuado en París bajo la dirección de Jacques Roussel. En 1969 fue "Violeta" en LA TRAVIATA, en el Teatro García Barbón de Vigo, junto a Vicente Sardinero; en 1972 participó en la Semana de Música Religiosa de Cuenca y en el Festival Internacional de Toledo. En España intervino también en varias interpretaciones de LA CREACIÓN de Hayd, así como en el memorable homenaje al compositor Antonio de Cabezón ocurrido en el Museo Romántico. 
Fue seleccionada por TVE para grabar la banda sonora de siete de los trece títulos que, en un principio, iban a comprender el primer ciclo de Teatro Lírico Español. Su labor en dichas sesiones constituyó un acierto y su consagración en un género que hasta ese momento sólo había cultivado ocasionalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada