martes, 2 de agosto de 2016

Felisa Herrero

Soprano. Nació en Rapariegos (Segovia) el 21 de septiembre de 1905. Considerada una de las "grandes" de la zarzuela, a los 17 años ya se había distinguido en el Conservatorio de Madrid por su voz bien timbrada y su capacidad musical. En el Teatro Real cantó el papel de Musetta de LA BOHÈME, de Puccini, y participó en el estreno de AMAYA, de Guridi. El maestro Turina se prendó de sus cualidades y la instó a seguir una carrera operística, pero ello no fue posible por varias circunstancias personales. Emprendió, en cambio, una carrera llena de éxitos en el campo de la zarzuela, debutando en Gijón con  LA MONTERÍA, de Guerrero, y presentándose poco después en Barcelona con  MARINA. Desde entonces fue un valor seguro de las compañías que se dedicaban al género lírico. 
El maestro Vives le confió el papel protagonista en  LA VILLANA (1927), y le ofreció también el de  DOÑA FRANCISQUITA, para una gira por Hispanoamérica que Felisa no pudo aceptar por las mismas razones que le habían impedido proseguir su carrera operística: la imposibilidad de alejarse de su familia. En su haber figuran los estrenos de  EL CASERÍO, de Guridi (1929);  LA ROSA DEL AZAFRÁN, de Guerrero (1930); y  LA CHULAPONA, de Moreno Torroba (1934), entre otras importantes piezas del repertorio de aquellos años. 
La Guerra Civil española, si no truncó del todo la carrera de Felisa Herrero, sí la distorsionó; y terminada la contienda ya no volvió ser la primera figura que había sido. Sin embargo, en los catálogos discográficos de la posguerra siguió ocupando un lugar sumamente distinguido, con numerosas grabaciones. 
Falleció en Madrid, el 21 de septiembre de 1962. 

(Datos y foto de "Amantes de la Zarzuela")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada